El amor incondicional y el condicionado.

22 julio, 2014 0 Por Teresa

Mi opinión sobre el amor incondicional y el condicionado.

Por Rocío Gómez Sanabria


Ayer participe en un debate interesante sobre si el amor condicionado es o no es amor.
Voy a poner palabras a muchas emociones, pues el amor no es un sentimiento único, sino mas bien la amalgama de muchos sentimientos que se dan cuando muchas necesidades esenciales se ven cubiertas.
Cuando nos hacemos personas, en nuestra infancia nos rellenamos por dentro con el cariño o no de nuestros padres. La personalidad, el temperamento salen en función de nuestras interacciones con los demás, somos seres sociales.
Necesitamos amor incondicional más que el comer, necesitamos sentir que pertenecemos, que somos escuchados, atendidos, mirados e importantes para al menos un ser humano.
Pero ese amor incondicional no siempre se recibe y entonces para sobrevivir aceptamos adaptarnos, para recibir cariño.
A veces cuando llegan nuestros hijos a nuestra vida, es realmente cuando despertamos al amor incondicional, el vinculo, ( si se produce) puede ser tan fuerte, que se nos abre el corazón, y ese vacío que arrastrábamos sin saberlo sale a la luz y sentimos una conexión !tan autentica! .

Tengo clientes que no saben que es el amor incondicional y lo descubren en sesión, y esa mezcla de sentimientos que llamamos amor, de repente se pone palabra!, y la vida se vuelve profunda, llena de sentido, pues es el encuentro y la conexión, para mí, la fuente de la alegría de vivir,

Entonces para mí, no es la búsqueda de sentir amor, el amor surge si puedo conectar desde el corazón. Y tengo mil estrategias para hacerlo, y otras veces sencillamente sucede!
Repito el amor incondicional es el aire de la vida plena.

Pero a veces también sucede que los hijos llegan a nuestra vida desde esa carencia nuestra, y somos «primerizos» en sentir por primera vez ese profundo vinculo y conexión con otro ser humano.
Entonces ignoramos el amor condicionado, lo desechamos porque una vez nos alienó. Si eso ocurre y tenemos además la tendencia automática a complacer, pues hemos sido educados en que recibimos cariño SOLO si agradamos, puede ocurrir la sobreprotección, y la falta de contención, nos olvidamos de nuevo de nosotros mismos. Perdemos de vista nuestras necesidades.
Y empezamos a relacionarnos con nuestros hijos, y de esa interacción surgen los patrones de vida, guiones de vida, profecías inconscientes de auto cumplimiento. Se transmiten los mandatos o prohibiciones que nos limitan y también los permisos vitales que nos abren las puertas a una vida plena.
Si educamos desde nuestras carencias, podemos hacer el anti guión de lo recibido de nuestros padres, y el antiguión es como un mantel de punto de cruz, en el que la guía es compensar la carencia, pero cada puntada va guiada por lo recibido, y así de abuelos autoritarios, padres permisivos, hijos autoritarios, y no hemos cambiado nada, no hemos mejorado la línea de vida.

Para mi uno de mis grandes descubrimientos fue el tema de permisos y mandatos, y ampliar mi mapa de como relacionarme con mis hijos, como estructurar su personalidad.
Pues es imposible no influir, y es bueno conocer nuestras carencias.

Como todo esto requiere de una formación y más importante una práctica diaria y constante, acabé haciendo de ello mi profesión y vocación. Están los talleres de permisos vitales, norte familiar y empatía.

No todos tenemos la posibilidad y el lujo de construir y estudiar eso. Los padres tenemos urgencias, !que resolver a veces con muy poco margen de maniobra!

Para mí la única competencia esencial es la empatía, y la autoempatia, porque me conecta al corazón mío y de los otros. Y es esa práctica de amor incondicional y compasión, la que cambia los automatismos de complacer y ser perfectos que tanto dolor producen.

Os resumo algo fácil y asumible por todos, a modo de chuleta:
Amor incondicional: solo tres frases,
-Te QUIERO, (porque te quiero). No necesito explicar ni entender.
-ME GUSTAS ( y yo que sé porque)
-ME CAES BIEN , ( sin motivo)

¡Grábate estas frases a fuego, para ti y tu gente querida!

Amor condicionado
-te quiero cuando…. Haces, dices, callas…
-me gustas sí….
-me caes bien sólo ….
Y usado así puede ser brutal, si es ignorado el amor incondicional.
Y sin embargo las condiciones son necesarias para con- vivir, para el encuentro y la conexión, para no transmitir mandatos y si permisos.
¿Cómo usar las condiciones? podemos usarlo y es necesario si lo convertimos a sentimientos y necesidades

-te quiero y al mismo tiempo no me gusta cuando…
-Así no, no me gusta eso.
– me gusta estar contigo, pero así no puedo.
Como siempre, recuerda que esto sólo es mi opinión, y que es como las aceitunas, quédate con la carne y escupe el hueso. Que lo que me importa eres tú, y si puedo aportar algo que te sea útil, pues genial, y si no pues lo acepto y agradezco tu lectura, pues me conecto contigo.

Por eso mi frase, que resume mi filosofía de vida y mi práctica diaria es…
«Si quieres vivir de verdad, ten relaciones de verdad»   AMOR INCONDICIONAL (2)       www.CoachdeFamilia.com