María Jesús

22 junio, 2018 0 Por Teresa

MARIA JESUS
Esta formación a través de Skype me genera mucho aprendizaje y  conexión tanto conmigo misma como con las demás personas, notando mi evolución. Cada semana cuando termina mi conexión a Skype siento alivio y tranquilidad, comprensión y unidad con todo el grupo.

Esta formación me sirve para mejorar mi vida en general tanto en lo personal como en lo profesional. Aparte de encontrar comprensión y empatía también encuentro estrategias que de otra forma hubiera sido difícil ver con tanta claridad.

Para mí,quizás, se podría mejorar mandando tareas para la siguiente semana, actualizar bibliografías,  introducir temas que la facilitadora conoce como el focousing combinado con CNV y organizar las dos horas de forma que se dejara una parte del tiempo para trabajar lo que traemos vivo y otra parte del tiempo con la tarea planificada con objetivos concretos, no dejar todo el tiempo libre con observaciones. Cuando le he pedido algo siempre lo he recibido.

En general la forma particular que la formadora usa para “dirigir” las sesiones me resulta muy cuidadosa, respondiendo en todo momento a nuestras necesidades expresadas con la libertad de cada una de nosotras. Para ella la interrogación está siempre presente: ¿puedes, que te parece, quieres….? Y eso para mí es un modelo a seguir en la vida diaria, un propósito de llevarlo para mi aplicación.

 Desde mí, no se me ocurre nada concreto en este momento, como dije antes es el uso de la interrogación, el tono de voz, el tener en cuenta a cada una de nosotras, el uso de estrategias como el juego de rol, el hablar de ella misma expresando su vulnerabilidad….

Me siento auto-conectada, como todo, depende de una misma pero Teresa cuando escucha un silencio largo de alguna participante le pregunta,  pienso que para que intente conectarse y al mismo tiempo se sienta  tenida en cuenta.

Cómoda, no!!!! Muy cómoda. Encantada con mi compañera Mercedes y con ella y en proceso de sentirme así con las nuevas incorporaciones.

Un fortísimo Abrazo “Maestra”