La Comunicación No Violenta En Familia

5 julio, 2018 0 Por Teresa

LA CNV EN FAMILIA

En estas fechas en las que solemos pasar más tiempo con la familia, tal vez estés disfrutando del calorcito, la cercanía, la celebración…
Y también es posible que te haya tocado algo de lo que es igual de común en estas fechas: los roces familiares. Unas veces se dan porque en estos días te toca convivir con familiares con los que no eres muy compatible, o que tienen una mentalidad distinta a la tuya. Otras veces se dan porque las personas más cercanas a ti, las que son más importantes para ti, son las que más te activan, y las que más son activadas por ti. En cualquier caso te invito a ver los roces bajo el lente de las necesidades universales.

Si te molesta el comentario de un tío pregúntate qué necesidad tuya quedó insatisfecha, o qué valor tuyo es el que está queriendo ser escuchado. ¿Será que te molestó el comentario porque valoras la igualdad? ¿O porque al oírlo quedó insatisfecha tu necesidad de respeto? ¿Y qué necesidad estaba expresando tu tío a través de ese comentario? ¿Será que lo dijo porque estaba tratando de satisfacer su necesidad de autoestima… o de diversión?

Y si a tu hija le duele un comentario tuyo, y reacciona diciendo algo que a su vez te duele a ti. ¿Por qué le dolió a ella? ¿Porque necesita autonomía y ser visto como la persona mayor que ya es? ¿Y por qué te dolió su reacción a ti? ¿Porque necesitas, por ejemplo, reconocimiento…?

Cuando ves el mundo a través de las necesidades, hasta en los desacuerdos puedes encontrar conexión.
La palabra necesidad nos lleve a la confusión porque nos recuerda algo que no tenemos, que carecemos y en términos CNV la palabra necesidad va mas haya. Cuando hablamos de necesidades no es algo que me falta es una energía vital. Las  necesidades universales humanas de supervivencia son comida, techo, ropa, aire, agua. Dentro de la familia necesidades entran los dos grupos, la de supervivencia y las que nos llevan a  florecer.